SUFRES DE COLON IRRITABLE? CHEQUEA QUE PASA

colonirritable_opt

Hasta hoy, no se conoce ningún mecanismo único que explique por qué los pacientes con colon irritable sufren estos síntomas de forma crónica y recidivante. Desde un punto de vista general, lo más aceptado y demostrado es que existen alteraciones de la motilidad y/o de la sensibilidad digestiva, influenciadas por factores psicológicos. Además, se han propuesto otras diferentes alteraciones que también podrían influir en esta enfermedad: gastroenteritis, intolerancias alimentarias, alteraciones hormonales y factores genéticos.

Hay que recordar que el intestino está conectado al cerebro y las señales producidas afectan el funcionamiento intestinal y provocan los síntomas. En momentos de estrés los nervios pueden volverse más activos, haciendo que los intestinos sean más sensibles y se compriman más de lo normal.

Esta afección no depende de la edad del paciente, pero tiende a suceder no antes de la etapa adolescente o a principios de la vida adulta, siendo el doble de común en las mujeres que en los hombres.

Síntomas

Los síntomas difieren de una persona a otra y fluctúan de leves a graves. En la mayoría de los casos son leves. Quien sufre del síndrome del intestino irritable ha presentado los síntomas por al menos 3 días al mes durante período de 3 meses o más, entre los que destacan.

  1. Dolor abdominal.
  2. Gases.
  3. Sensación de estómago lleno. Distensión.
  4. El dolor y demás síntomas normalmente se reducen o desaparecen después de una evacuación. Los síntomas pueden reactivarse de haber una modificación en la frecuencia de las evacuaciones.
  5. Las personas con este síndrome pueden alternar entre estreñimiento y diarrea o en su mayor parte sufrir una de las dos.
  6. En caso de predominar la diarrea, son frecuentes las heces sueltas y acuosas. Además, experimentará una necesidad urgente de tener una deposición con dificultad para controlarla.
  7. En caso de presentar estreñimiento, obviamente habrá dificultad para defecar, por lo que las evacuaciones serán menos frecuentes. Es posible que requiera pujar con fuerza y experimentar cólicos. Normalmente, no se evacúa nada o apenas una pequeña cantidad de materia fecal.
  8. También puede sufrir inapetencia si tiene este síndrome.

Los síntomas pueden empeorar durante unas semanas o un mes y luego disminuyen durante algún tiempo. En otros casos, los síntomas están presentes la mayoría de las veces.

Tratamiento

Es preciso proporcionar al paciente una información adecuada y comprensible sobre las características de su enfermedad, especialmente de su cronicidad y del pronóstico benigno de la misma. Establecer una buena relación paciente-médico favorecerá la evolución y disminuirá el número de consultas. No hay que minusvalorar las molestias del enfermo, ya que sus síntomas son reales. Una vez que el paciente haya entendido su patología y haya podido resolver todas sus dudas, se pueden iniciar diversos tratamientos dependiendo de la naturaleza e intensidad de los síntomas. Las posibilidades actualmente disponibles incluyen:

  • Evitar alimentos y bebidas que estimulen los intestinos (cafeína, té, entre otros)Ingerir comidas en menor cantidad.
  • Incrementar el consumo de fibra (esto puede mejorar el estreñimiento, pero empeora la distensión).
  • Una alimentación adecuada puede ayudar a prevenir futuros problemas de colon irritable. Se aconseja que las comidas sean pobres en grasas y ricas en proteínas y fibras (un buen ejemplo para cumplir estas recomendaciones sería seguir el patrón alimentario de la dieta mediterránea). Hay alimentos que además pueden provocar una mayor cantidad de gases como la col, las legumbres, los frutos secos o las bebidas alcohólicas, que estos pacientes deben evitar para paliar dolores o molestias.
  • El agua también puede ayudar a reducir la irritación si se bebe entre un litro y medio y dos litros al día, ya que además previene el estreñimiento y facilita el movimiento del bolo alimenticio. Se recomienda también intentar comer todos los días a la misma hora, así como regularizar las horas de deposiciones preferiblemente después del desayuno.
  • Hacer ejercicio de forma regular también es recomendable, al producir una mejora de la movilidad intestinal. Intentar evitar situaciones que generen estrés o ansiedad también puede ayudar a evitar una irritación.
  • Practique ejercicios de respiración.
  • No utilice prendas ajustadas alrededor de la cintura y el vientre.
  • No coma justamente antes de meterse en la cama. Espere 1 o 2 horas antes de irse a dormir.
  • Practique ejercicios de relajación y meditación.
  • Renuncie a los cigarrillos.
  • No abuse del salvado de trigo. Incorpórelo a su dieta gradualmente.
  • Ciertos alimentos irritan las paredes del tracto intestinal. La lactosa (el azúcar de la leche) es uno de los culpables al igual que los productos lácteos.
  • Mastique bien la comida. No coma demasiado ni con prisas.

Siempre consulte con el médico en lugar de automedicarse. Ningún medicamento funcionará para todas las personas, pero el médico sabrá lo que es mejor para usted. Si bien no es una enfermedad mortal, puede estar presente durante toda la vida.

¿Qué remedios caseros para el colon sirven realmente?

Remedios Caseros Para El ColonSi padeces de este problema es probable que hayas escuchado, leído y probado decenas de “soluciones mágicas”, pero que ninguna te haya dado el resultado que esperabas. Por ello, no dudes en probar los siguientes remedios caseros para el colon:

1. Bicarbonato de Sodio: maravilloso y económico remedio natural, que ayuda a alcalinizar el intestino, reseteandolo sin dolor. En un vaso con agua coloca 1 cucharada sopera de bicarbonato de sodio, mezcla bien y te lo tomas de una sola vez, preferiblemente en ayunas. Luego durante la siguiente hora debes consumir 1 litro de agua. En un rato empezaras a ir al baño, trata de hacer esto un día que no tengas que salir de casa. En caso que no hayas ido al baño repite la operación a la siguiente semana. luego a los 15 días. este tratamiento lo pueden hacer una vez al mes.

2. Sábila o savia o Aloe Vera: es el “Líquido” del aloe vera, más precisamente del interior de sus hojas. El jugo de esta planta es muy bueno para sanar la mucosa que se encuentra en el colon y promover la desinflamación, siendo un excelente remedio natural para la colitis o diarrea también. Simplemente saca la savia y bébela con agua y miel. Pero primero debes decantarla por 48 horas, es decir, corta la hoja y dejas escurriendo el liquido que suelta por ese tiempo, luego procede a quitar los bordes de la hoja que tienen espinas y el resto de la parte verde hasta extraer el cristal que es lo que vas a ingerir.

3. Lino o linaza: para poder aprovechas las bondades de estas semillas es vital que las pongas a remojar en agua toda la noche y que a la mañana siguiente cueles y bebas en ayunas. Comenzarás el día sin tanto malestar o dolor. También existen en varios países la semilla de linaza pulverizada, puedes consumir todas las mañanas junto a tu bebida del desayuno 1 cucharada.

4. Zumo o jugo de zanahoria: es uno de los más adecuados remedios caseros para el colon y para la colitis. Esto se debe a que la verdura naranja ofrece una gran acción desinflamatoria. Nunca dejes de tener este alimento en tu cocina (puedes ponerlo en el refrigerador o no), que a su vez reforzará tu sistema inmunológico.

5. Manzanas y papayas o lechosas: ambas frutas son muy buenas para ayudarte en tus problemas del colon. Prepara un licuado mezclando dos rodajas grandes de papaya o lechosa con una manzana entera sin cáscara ni semillas. Añade el zumo de un limón y bebe de inmediato, preferentemente en ayunas por las mañanas.

6. Té de manzanilla: es que se trata de una hierba antinflamatoria por excelencia, un remedio ideal para la hinchazón de colon. Hierve en una cacerola algunas ramitas de manzanilla, deja unos cinco minutos, cuela y sirve en una taza endulzada con miel.

7. Vinagre de manzana: es un remedio para el colon externo o tópico. Moja un trapo con vinagre y colócalo encima del abdomen. Deja que actúe por cuatro horas (puede ser por la noche o si estás descansando el fin de semana por ejemplo)

8. Aceite de ricino: aplica en el abdomen un paño mojado con este aceite que se consigue en las dietéticas. Luego coloca una bolsa de agua caliente encima y deja por dos horas o hasta que se enfríe. Puedes repetirlo las veces que necesites.

9. Algo que te ayudara a matar bacterias, alcalinizar y regular tu intestino es el limón, puedes ingerir el jugo de un limón entero todos los días.

10. Valeriana y Pasiflora: Realiza una infusión de valeriana y pasiflora y tómala cuando tengas estrés ya que en esas situaciones el estomago genera mas ácido.

11. Jengibre: Realiza una infusión con un pedazo de jengibre y agua caliente y bébela luego de cada comida.

12. Té de menta. Este te tiene propiedades digestivas, puedes beber un vaso diario.

Otras técnicas:

Técnicas como psicoterapia, la acupuntura o la hipnoterapia pueden ayudar a algunos pacientes a sobrellevar mejor los síntomas del colon irritable.

TWITTER E INSTAGRAM: @avefenixestetic
www.unidadesteticaintegralavefenix.com.ve

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>