¿QUE RELACIÓN TIENEN LOS DIENTES Y LOS ÓRGANOS DEL CUERPO?

dientes y organos_opt

Es altamente improbable que alguien no haya tenido ningún dolor de muelas en su vida. A pesar de que el dolor de dientes típico suele indicar un problema con las encías o la caries dental, en algunos casos puede ser un signo de algún tipo de trastorno o problema con los órganos internos. Todo en nuestro cuerpo está relacionado, tanto como las distintas partes de los pies están conectadas a todos los órganos, existen otras muchas que también lo están, como por ejemplo, los dientes. Digamos que es una forma de nuestro cuerpo de comunicarse con nosotros.
Si sufres de dolor de muelas , el primer paso lógico es ir al dentista para encontrar la causa del dolor. Sin embargo, hay veces que un diente está eliminado o sano y que el dolor sigue perseverando. Este dolor fantasma es un indicador de los órganos internos, desde donde la señal se envía a los dientes.

A veces el paciente se queja de malestar en el perfecto estado de salud en diente apariencia y con frecuencia le dolía en los lugares donde se han eliminado los dientes. Esta es la llamada. El dolor fantasma la señal más precisa que el cuerpo sometido. Esto sucede porque las señales de los órganos enfermos entran en la zona refleja de un diente correspondiente. Si usted sabe sobre estas relaciones pueden detectar fácilmente el órgano enfermo.

El término holístico, significa “global”. Además de curar los dientes de manera independiente, se atiende su relación con la boca, el resto del cuerpo, las emociones, la manera de ser y cómo te puede afectar en el comportamiento diario.

Para los expertos de la medicina psicosomática, los dientes son los portadores de nuestra vitalidad, además de reflejar cómo vivimos las tensiones diarias. Con los dientes masticamos todos los alimentos y realizamos el primer proceso de la digestión en el que se mide nuestra capacidad de morder, triturar y desmenuzar los nutrientes con los que mantendremos en forma nuestro cuerpo. Podríamos decir que los dientes reflejan nuestro modo de acometer nuestros conflictos.

Desde hace miles de años, los orientales, en especial los chinos, encontraron una relación directa y emocional entre las diferentes partes del cuerpo. Encontraron canales de energía y les llamaron meridianos. Cada meridiano pasa por uno o más órganos, por dos o más dientes y se conectan con diferentes emociones.

Para los orientales, la dentadura es el sistema mecánico que nos permite digerir adecuadamente, y así facilitar una mejor utilización de los principios esenciales. En Oriente se cuida la masticación realizando hasta 100 masticaciones antes de ingerir los alimentos más sólidos. Este hábito es un vivo reflejo de la actitud paciente y mucho más tranquila de Oriente.

Meridianos
Los autores de” La enfermedad como camino” dicen que «una mala dentadura es indicio de que una persona tiene dificultad para manifestar su ofuscación», lo que podría traducirse como un elevado índice de bilis amarilla.

Las personas coléricas tienden a expresar su ofuscación con excesiva facilidad, mientras que las flemáticas o melancólicas suelen guardar su tensión en aras de ser aceptadas o por un sentimiento de impotencia, según el caso. Sea como fuere, o bien por exceso o defecto, la ofuscación se ha convertido en un arma arrojadiza que suprime nuestra libertad de expresión y nos hace apretar la mandíbula con riesgo de dañar nuestra dentadura.

En la actualidad, muchas personas están aquejadas de bruxismo (mala función, de los músculos de la masticación, y que se realiza de forma inconsciente). Esta disfunción, que acaba dañando gravemente a los dientes, tiene su origen en el estrés, la tensión y el impedimento para manifestar lo que nos perturba. Esta impotencia expresiva seria la causa del rechino de los dientes inconscientemente.

Es necesario analizar qué nos perturba y cómo mitigar esta tensión antes de que se provoque tensiones musculares en los hombros, cuello, cabeza, mandíbula etc. La ofuscación confrontada y entendida es menos dañina que escondida detrás de nuestros dientes. Convendría asimismo controlar el PH de la saliva, que debería estar entre 6,2 y 6,5. Cuando está por debajo de estos valores, una de las causas puede ser un exceso de bilis amarillas motivado, como decíamos, por la ofuscación.

Están vinculados los problemas de los dientes a una falta de tranquilidad en los asuntos que nos perturban excesivamente, tendremos que buscar soluciones antes de perder la calidad de nuestra dentadura.

Clasificación de los dientes

DIENTES

Los primeros dientes que aparecen en el ser humano son los incisivos, entre los 6 y 8 meses salen los incisivos inferiores centrales, los superiores centrales y los laterales superiores e inferiores, por ese orden. Según los orientales, estos dientes están relacionados por los meridianos del riñón y la vejiga, y para los odontólogos holísticos están relacionados con el riñón, la vejiga y el terreno urogenital.

El riñón es el órgano de la convivencia y nos conecta con nuestra capacidad de compartir nuestras luces y sombras con los demás. Cuando se han caído los dientes de leche y aparecen los dientes definitivos, en muchos casos los incisivos viven un proceso de malformación estética que es indicativo de una deficiente relación en el seno familiar.

En ocasiones los dientes llamados paletos (dientes incisivos centrales) son mucho mayores que todos los demás, esto refleja un deseo de tener espacio y vencer el estado de estrés que provoca la relación con los miembros de la familia. También pueden indicar una deficiente función de los senos frontales con posible inflamación y sinusitis larvada. Este proceso se agrava cuando el niño o niña se encierra en su mundo interior lleno de temores, bloqueando la glándula pineal o epífisis, (generadora de la melatonina a partir de la serotonina).

Esta sintomatología es más acusada en los niños que tienen pesadillas y dificultades para conciliar el sueño y que son temerosos para relacionarse con el exterior.

Los incisivos son la imagen exterior al mundo y dejan entrever nuestra fuerza para expresar nuestras ideas, masticar nuestras experiencias además de avisar sobre nuestra correcta o no, posición de la mordida. Los animales enseñan los incisivos para mostrar su poder. Las personas con incisivos sobresalientes, en muchos casos, ocultan cierta carencia de arrojo.

En la edad adulta estos dientes pueden sufrir de descalcificación con tendencia a su pérdida en edad temprana. Para evitarlo es aconsejable trabajar el riego con masajes encima de los incisivos y por detrás, en la cueva de los dientes superiores e inferiores. El riego de esta zona ayudará muchísimo a mantener vivas las raíces y prolongar su vida.

Del mismo modo será beneficioso y muy útil beber mucha agua fuera de las comidas y evitar el exceso de sal.

Si el odontólogo nos encuentra alguna caries o daño en los cuatro incisivos superiores o inferiores convendría revisar el estado de la zona lumbar y sacra. Si se conoce algún kinesiólogo revisar la fortaleza del psoas (músculo del riñón). Un buen tratamiento de esta zona ayudaría notablemente al buen estado de los incisivos y del riñón.

Los dientes nos hablan, cuando están enfermos, de nuestros miedos y emociones no digeridas o manifestadas.

La vida es una escuela donde venimos a aprender, como dicen los grandes sabios, somos el Alma, eterna paz y amor. Pero en este aprendizaje lleno de vivencias nos pasan cosas que nos despiertan emociones escondidas y a veces, no somos capaces de procesar. Es entonces cuando nuestro cuerpo se expresa y nos habla.

Nuestros dientes, siendo parte de nuestro cuerpo nos hablan y nos dicen qué está pasando y qué guardamos estancado en nuestro campo emocional.

Caninos o colmillos, cuya función es desgarrar lateralmente los alimentos para facilitar la trituración a los premolares y molares, los caninos están muy pocos desarrollados en los hombres, aunque presentan ciertas diferencias dependiendo de la tendencia a comer más o menos carne.

La civilización, el cambio de hábitos alimentarios, la preparación de los alimentos y la cocción de los mismos han reducido el cometido de estos dientes, lo que ha ido modificando las puntas afiladas de los colmillos situados en el maxilar superior.

Poseemos cuatro dientes caninos, dos en la mandíbula superior y dos en la mandíbula inferior, son los dientes que más tardan en aparecer en la dentadura definitiva, y poseen las raíces más largas de la dentadura, llegando a medir hasta 17mm para facilitar su estabilidad, y siendo los dientes más sólidos de la dentadura.

Estos dientes, según los orientales, están regados por los meridianos del hígado y la vesícula biliar, el hígado que es un órgano yin además de por la vesícula biliar, una víscera, que es yang, también están conectados al sentido de la vista.

El hígado es el órgano de los valores morales, de la ética y la ideología. A través de este órgano nos vinculamos a nuestros afectos o nos sentimos afectados por todo aquello que no cumple con nuestras expectativas.

El hígado es un órgano que se deleita en los sabores, los colores, los ritmos y todo aquello que le hace disfrutar de una vida relajada y sin privaciones. Por otro lado, la vesícula muestra la cólera cuando se siente rechazada o se le exige en exceso. Los arrebatos coléricos se producen cuando hay mucha tensión o inestabilidad emocional debida a cierta dificultad para aceptar las diferencias y la diversidad.

También somos irascibles cuando el entorno muestra injusticias o actos que están fuera de lo que sentimos que es justo o injusto. Esa visión ideológica, que tienen el hígado y la vesícula biliar, hace que los personalismos nos avasallen. El hígado es el analista y la vesícula biliar el verdugo de todo aquello que nos rodea.

La valoración personal la rige el hígado, y son muchos los que padecen de una baja consideración, que se muestran con sus espaldas dobladas, cargadas con la mochila de su desestimación. Las vértebras dorsales 9 y 10 están vinculadas también a estos dientes. Los caninos simbolizan energía y fuerza a la vez que agresividad y deseo de confrontación. De hecho, los estudiosos de la astrología lo unen a Marte, el Dios de la guerra.

Las ferropenias afectan a los caninos, en caso de que haya anemia comer lentejas, carne roja, nueces, granada, etc., hay relación directa entre las bajadas de niveles de hierro y la debilidad, el cansancio, la desmotivación vital y otros síntomas.

Relación entre dientes y emociones, por grupos de piezas

Los incisivos

Los incisivos nos hablan de nuestra relación con nuestros padres, y los sentimientos de supervivencia y necesidad de ser amados. De nuestra sexualidad con la pareja y nuestra capacidad de amar a los demás como “padres y madres”.

dientes-incisivos-300x205

Dolor en el primer y segundo incisivo (superior e inferior) dan testimonio de la pielonefritis crónica, cistitis y otitis. Si usted se preocupa primer incisivo, puede estar pensando en la amigdalitis, osteocondrosis, la prostatitis, la discapacidad a la articulación de la cadera.

Los caninos

El canino está relacionado con nuestros deseos de poseer, así como nuestros deseos sexuales. Dentro de la relación entre dientes y emociones, los caninos enfermos nos hablan de que la persona puede estar sufriendo sensación de escasez: “¡necesito más!” Las infecciones en estos dientes se manifiestan en forma de ira y rabia, así como amargura por no tener aquello que deseamos.

dientes-caninos-300x131

En la colecistitis o hepatitis dientes caninos marcó un dolor sordo constante.

Premolares superiores

El primer premolar superior nos habla de nuestros deseos de “ser” en relación a los demás. Este premolar expresa el deseo individual de diferenciarnos de los demás. Cuando este diente está enfermo podría deberse a cambios en la vida que nos hacen sentir como que morimos, que una parte nuestra muere. Así, emociones como la tristeza y la melancolía son típicas de este diente.
El segundo premolar, en cambio nos habla de poner en acción ese “yo” y crear algo mío en el mundo. Cuando este diente está enfermo puede deberse a un sentimiento de frustración y desconfianza con uno mismo. “¿Estoy haciendo aquello para lo que estoy hecho?”

PREMOLAR

Para dolores en la cuarta y quinta raíz de los dientes, las razones pueden ser neumonía crónica, la colitis, la larga Disbacteriosis que fluye, reacción alérgica (asma, rinosinusitis, alergia respiratoria).

Premolares inferiores

Los premolares inferiores suelen ir relacionados con sentimientos de haber sido víctimas de injusticias en la vida. Sentimientos como la desconfianza en el futuro, desilusión y descontento pueden ser algunas de las emociones expresadas.

PREMOLAR

Si tiene el dolor en cuartos dientes, superior e inferior, el paciente probablemente tiene la debilidad del dispositivo de conexión (articulaciones de la rodilla, el hombro, el codo, el haz de anillo), que puede estar sufriendo de procesos inflamatorios con la naturaleza crónica del tipo de artritis , enfermedades del colon – poliposis, diverticulosis.

Molares superiores

El primer molar superior nos habla de nuestro deseo de crecer en la vida, de crear nuestra propia vida. Cuando este diente está débil las emociones de miedo o desconfianza en el futuro nos acechan. Suelen ser épocas que vivimos faltos de dicha, sin darnos tiempo para divertirnos y para el placer.
El segundo molar superior nos habla de cómo nuestros deseos son recibidos por nuestro entorno y relaciones. Está relacionado con las emociones de ilusión o desilusión, desapego y codicia.

dientes-molares-300x145

El dolor sexto y séptimo dientes en la gastritis crónica, úlcera gástrica, úlcera duodenal, anemia fluye largo, pancreatitis crónica.

Los dientes superiores sexto “llamada” en la amigdalitis sinusitis, enfermedades de la faringe en mastopatía, tumores en la glándula tiroides, la inflamación del bazo y de los ovarios.

Molares inferiores

El primer molar inferior está relacionado con nuestro apego al pasado y a las experiencias vividas. La emoción resultante es la melancolía.
El segundo molar inferior nos habla de la flexibilidad que necesitamos al enfrentar los golpes de la vida. Así, un segundo molar débil nos hablará de emociones relacionadas con la humildad y la capacidad de reajustarse ante nuevas situaciones.
Infecciones o problemas en estos molares denotan problemas en el manejo de nuestras relaciones. Dentro de la relación entre dientes y emociones estas piezas son también un caso muy a tener en cuenta.

dientes-molares-300x145

Y seis dientes inferiores dan una señal de que hay un problema con las arterias, la aterosclerosis. Los siguientes siete dientes inferiores, que son responsables de los problemas con las venas (várices, hemorroides), pulmón (neumonía crónica, bronquitis, asma bronquial), señalados de pólipos en el colon.

Cordales, tercer molar o muelas del juicio

Las muelas del juicio son las muelas que nos hablan de nuestro destino. Recogen todos nuestros deseos y nos muestran si realmente andamos en la dirección correcta.

Las emociones que suelen manifestarse cuando existe alguna patología en estos molares son el enojo y la infelicidad, con un sentimiento de que todo va demasiado deprisa y no siempre en la dirección que nuestro corazón anhela. La persona suele sentir que es incapaz de encontrar su identidad en este mundo.La boca es vista como una isla alejada de la totalidad.

problemas-orales-causantes-por-las-muelas-del-juicio

Si el “muelas del juicio” no dan que descansa mejor, no retrasar la revisión de la cardiología. La enfermedad coronaria, defectos congénitos y otras enfermedades cardiacas son las áreas de los sabios. El sarro puede dirigir la atención hacia el sistema endocrino médico para la enfermedad de úlcera gástrica.

Ya decía Hahnemann en sus escritos que “cuando el dolor de dientes no surge de una herida externa que lo preceda, siempre representa el síntoma principal de una enfermedad que se encuentra distribuida con diferente índole por todo el sistema”.

Vemos, como después de pérdidas afectivas, la muerte de un ser querido, situaciones displacenteras, miedo, enojo, problemas económicos etc. se manifiestan caries repentinas o se desencadena la enfermedad periodontal.

Así mismo, los cambios en el sistema hormonal durante la pubertad, embarazo, menstruación, menopausia, exacerban las molestias dentales afectando sobretodo las encías, por la estrecha relación del sistema endocrino-simpático en las afecciones gingivales.

La buena salud de una persona se ve en la fortaleza de su dentadura. La boca actúa como fusible, produciendo patología allí, para salvaguardar órganos más vitales.

Es preciso comprender la estrecha relación que existe entre Mente-Órganos-Dientes. Cada diente está íntimamente ligado a todas las células de nuestro organismo.

Cuando un paciente tiene un deficiente estado de salud dental, esto repercute en otros órganos con los cuales se relaciona energéticamente por ejemplo, el sector anterior se corresponde con el aparato genito-urinario y así cada uno de los dientes presenta su relación con cada parte del cuerpo.

La boca es un micro-sistema que se refleja en el Todo.

teeht-pain-life-4-fit-mama-600x600

Ninguna parte está aislada de esa totalidad, a veces permanece oculta a nuestros ojos por la propia incapacidad de reconocerla.

La observación y la experimentación de años, llevaron a los Dres. Voll y Kramer a desarrollar un esquema de correspondencia, teniendo como base los meridianos de acupuntura.

MANDÍBULA SUPERIOR:

1-El tercer molar se corresponde con los siguientes órganos:

CORAZÓN – INTESTINO DELGADO

2 -3-El primer y segundo molar superior se corresponde con los siguientes órganos:

ESTOMAGO – PÁNCREAS – GLÁNDULAS MAMARIAS

4-5-El primer y segundo premolar superior se corresponde con los siguientes órganos:

PULMÓN – INTESTINO GRUESO

6-El canino se corresponde con los siguientes organos:

HIGADO – VESÍCULA BILIAR

7-8-9-10-Los incisivos superiores se corresponden con los siguientes órganos:

ÓRGANOS SEXUALES – VEJIGA – RIÑÓN – GLÁNDULA PINEAL – HIPÓFISIS

11-El canino se corresponde con los siguientes organos:

HÍGADO – VESÍCULA BILIAR

12-13-El primer y segundo premolar superior se corresponde con los siguientes organos:

PULMÓN – INTESTINO GRUESO

14-15-El primer y segundo molar superior se corresponde con los siguientes órganos:

ESTOMAGO – GLÁNDULA MAMARIA – BAZO

16-El tercer molar se corresponde con los siguientes órganos:

CORAZÓN – INTESTINO DELGADO

MANDÍBULA INFERIOR:

1-El tercer molar se corresponde con los siguientes órganos:

CORAZÓN – INTESTINO DELGADO

2-3-El primer y segundo molar inferior se corresponde con los siguientes órganos:

PULMONES – COLON

4-5-El primer y segundo premolar inferior se corresponde con los siguientes órganos:

ESTOMAGO – PÁNCREAS – GLÁNDULAS MAMARIAS

6-El canino se corresponde con los siguientes órganos:

HÍGADO – VESÍCULA BILIAR

7-8-9-10-Los incisivos inferiores se corresponden con los siguientes órganos:

ÓRGANOS SEXUALES – VEJIGA – RIÑÓN – GLÁNDULA ADRENAL

11-El canino se corresponde con los siguientes organos:

HÍGADO – VESÍCULA BILIAR

12-13-El primer y segundo molar inferior se corresponde con los siguientes órganos:

ESTOMAGO – BAZO – GLÁNDULAS MAMARIAS

14-15-El primer y segundo molar inferior se corresponde con los siguientes órganos:

PULMONES – COLON

16-El tercer molar se corresponde con los siguientes órganos:

CORAZÓN – INTESTINO DELGADO

Existe la opinión de que la apariencia de los dientes puede ser juzgado no sólo para la salud humana, sino también para el caracter.

  • La igualdad de los dientes son una señal de la elocuencia.
  • la gente de pensamiento profundo tienen dientes con una altura desigual.
  • Los dientes largos hablando de la codicia y la ira.
  • Dientes apasionados hacia adelante, hablan de tacañería.
  • Pequeño, agudo y raro – prueba de engaño y astucia.
  • Si una persona tiene grandes espacios entre los dientes, entonces, su propia naturaleza, sin propósito.
  • Las personas con una distancia entre los incisivos superiores siempre se ha pensado que son alegres y frívolas.

FUENTES:
paraloscuriosos.com
esencialnatura
terapiasvigo

TWITTER E INSTAGRAM: @avefenixestetic
www.unidadesteticaintegralavefenix.com.ve

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *