CONOCE MAS SOBRE LAS CICATRICES Y SUS TRATAMIENTOS

 

La cicatriz es el resultado de una lesión en la dermis y su posterior reparación. Una cicatriz es un trozo de piel de color rosa claro, marrón o blanquecino que se desarrolla sobre la parte del cuerpo donde previamente había un corte, un rasguño, una rozadura u otro tipo de herida. Las cicatrices son la forma que tiene la piel de “repararse” después de sufrir una herida.

Según estudios médicos, se calcula que entre el 11% y el 16 % de la población tiene sobre su cuerpo algún tipo de cicatriz provocada, fundamentalmente, por operaciones quirúrgicas, cirugías, traumatismos o accidentes. A veces, estas cicatrices se muestran en lugares muy visibles y por ello preocupa más su eliminación, ya que siempre resultan antiestéticas para el que las padece.

PORQUE SE PRODUCEN LAS CICATRICES

Raspaduras
Las raspaduras son una de las causas más comunes de las lesiones de la piel. Son lesiones cutáneas superficiales que se producen cuando la piel se rasguña al rozarse con superficies ásperas. Es lo que ocurre, por ejemplo, cuando uno se cae en la acera. Las raspaduras son lesiones deportivas típicas, habituales cuando se monta en bicicleta, se practica patinaje en línea o se juega al fútbol. A menudo, las raspaduras son muy grandes, dolorosas y húmedas. Aunque no son peligrosas, habrá que tratarlas correctamente para que la piel pueda cicatrizar.

Quemaduras
La mayoría de las quemaduras son consecuencia del contacto directo con fuego u objetos calientes (55%). Alrededor del 40% de todas las quemaduras son escaldaduras y están causadas por líquidos calientes o vapor. Por lo general, se deben a un descuido en la vida diaria y es frecuente que afecten a niños.

Las quemaduras se clasifican por su grado de gravedad: de quemaduras leves en las que solo la capa superior de la piel ha resultado dañada a quemaduras graves en las que todas las capas de la piel y el tejido subyacente están afectados.

Quemaduras de primer grado
La piel está roja, ligeramente hinchada y duele. Solo están afectadas las capas superiores de la piel (epidermis).

Quemaduras de segundo grado
Forman ampollas y la herida duele mucho. La lesión penetra a mayor profundidad y afecta a las capas superior (epidermis) y media (dermis) de la piel.

Quemaduras de tercer grado
No producen dolor porque las terminaciones nerviosas han quedado destruidas. No solo se ha destruido la piel, sino también el tejido subyacente.

Afortunadamente, la mayoría de las quemaduras son de carácter leve, aunque, con frecuencia, afectan a amplias zonas de la piel y, por lo tanto, pueden producir grandes cicatrices si no se tratan.

Cortes
Los cortes son causados por objetos lisos y afilados, como un cuchillo, un cristal roto o el borde cortante de una hoja de papel. Por lo general, un corte atraviesa todas las capas de la piel y causa una herida pequeña, pero profunda. Los cortes especialmente largos o profundos deben ser tratados por un médico y es posible que requieran el uso de puntos. Sin embargo, las heridas más pequeñas también tienen que limpiarse y cubrirse adecuadamente para que puedan cicatrizar.

Laceraciones
Las laceraciones son causadas por un golpe brusco, principalmente en las regiones del cuerpo en que la piel descansa directamente sobre el hueso, como el cráneo, la rodilla o la espinilla.

Las laceraciones más grandes deben ser tratadas por un médico. Es posible que sea necesario aplicar puntos, en especial, si la cicatriz está en una zona de la piel que se estira a menudo, como la rodilla o el codo; de lo contrario, la herida se podría abrir de nuevo. Las laceraciones más pequeñas deben tratarse como cualquier otra herida: tienen que limpiarse y cubrirse adecuadamente para que puedan cicatrizar de forma segura.

Escaldaduras
Alrededor del 40% de las quemaduras son escaldaduras y están causadas por líquidos calientes o vapor. La escaldadura suele alcanzar partes profundas dentro de la piel. Las manos, los brazos y el torso son zonas habitualmente afectadas.

Las escaldaduras se clasifican de acuerdo a su gravedad:

De primer grado: leves
La piel está roja y sensible, similar a una quemadura solar.

De segundo grado: medias
Forman ampollas y la herida está roja.

De tercer grado: graves
Hay ampollas abiertas, se ve el músculo en algunos puntos.

Las escaldaduras leves, por lo general, se pueden tratar en casa. Vierta mucha agua templada sobre la zona afectada, directamente del grifo si es posible. No use agua fría, almohadillas de frío o cubitos de hielo, ya que pueden causar más lesiones en la piel.

Las escaldaduras más graves debe tratarlas un médico, ya que el riesgo de infección es muy alto. La herida tiene que limpiarse con mucho cuidado, es necesario desinfectarla y cubrirla.

Cirugía
Las intervenciones quirúrgicas son una de las causas principales de cicatrices de gran tamaño. Estas intervenciones suelen ser médicamente necesarias y, por lo tanto, no es posible evitarlas, pero pueden dejar tras de sí cicatrices muy visibles. Por este motivo, es importante que la cicatriz reciba el mismo tratamiento profesional que la causa de la propia intervención quirúrgica.

Entre las intervenciones quirúrgicas más frecuentes se encuentran las cesáreas, así como las de articulaciones y órganos internos. Suelen ser intervenciones programadas, por lo que los pacientes habrán tenido la oportunidad de prepararse bien tanto para la cirugía como para los cuidados posteriores.

La mayoría de las intervenciones quirúrgicas suponen la realización de incisiones profundas y lisas que, después, se suturan limpiamente. En los tejidos sanos, una herida de este tipo cicatriza de forma fácil y rápida. Sin embargo, se formará una cicatriz aunque la cicatrización evolucione con fluidez.

Solo hay que aplicar tres medidas para favorecer una buena cicatrización:

1. Evitar largos baños y, en su lugar, ducharse durante las primeras semanas después de la cirugía.

2. No exponer la cicatriz a sol intenso de forma prolongada durante un periodo de 6 a 9 meses.

3. Cuidar bien la cicatriz entre 3 y 6 meses al menos; p. ej., con un gel para cicatrices. De este modo, se favorece la formación cicatrizal y se garantiza que la cicatriz será apenas visible, elástica y lisa.

FORMACIÓN DE CICATRICES

Cuando nuestra piel se lesiona, se forma una herida. Puede tratarse de lesiones mecánicas (por ejemplo, cortes, cuchilladas o mordeduras), térmicas (por ejemplo, quemaduras o escaldaduras) o por sustancias químicas (por ejemplo, quemaduras por ácido). Las lesiones superficiales de la piel se curan sin formar una cicatriz. Sin embargo, si la herida es más profunda, se forma una cicatriz. El cuerpo reacciona ante una lesión siguiendo una serie de pasos coordinados que contribuyen a la cicatrización de la herida.

Existen tres fases en la formación de las cicatrices:

Inflamación
La fase de inflamación dura solamente entre 48 y 72 horas. En primer lugar, la herida se cierra con un coágulo de sangre, lo cual impide que las partículas extrañas penetren en el organismo y evita infecciones. Se activan los factores de crecimiento que estimulan la formación de tejido nuevo.

Proliferación celular
Durante un periodo de 3 a 6 semanas, se forma nuevo tejido conectivo para cerrar completamente la herida.

 

 

Remodelación de la matriz
La última fase de la formación de la cicatriz dura varios meses o incluso años. Se necesita mucho tiempo para completar el proceso de cicatrización en las capas más profundas de la piel y para formar nuevo tejido con el que rellenar la herida completamente.

 

EL TEJIDO CICATRIZAL

El tejido cicatrizal es diferente de la piel que lo rodea: a diferencia de la piel sana, contiene menos fibras elásticas y no posee pigmentos con color. Los folículos pilosos, las glándulas sebáceas y las glándulas sudoríparas no se recuperan. La ausencia de fibras elásticas puede provocar el endurecimiento y la contracción de la cicatriz, que a veces causan tensión e incluso limitación de movimientos.

  • No puede formar nuevos pigmentos con color (melanina) y,
    por tanto, no se broncea
  • Tiene una densidad inferior de vasos sanguíneos
  • Tiende a encogerse y a endurecerse porque contiene
    menos fibras elásticas de colágeno

La formación cicatrizal implica la formación de finos vasos sanguíneos que dan a las cicatrices recientes su color rojo de las cicatrices nuevas. Esto irá desapareciendo lentamente con el tiempo. Como el tejido cicatrizal, a diferencia de la piel sana, no tiene pigmentos con color, la cicatriz tendrá un color más claro que la piel circundante.

TIPOS DE CICATRICES Y SU TRATAMIENTO

  • Cicatriz hiperpigmentada
  • Cicatriz hipopigmentada
  • Cicatriz atrófica
  • Cicatriz hipertrófica Y Queloides

1. CICATRIZ HIPERPIGMENTADA

La cicatriz hiperpigmentada presenta una coloración oscura fruto de un mayor grado de melanogénesis vinculado al proceso inflamatorio de reparación. Este tipo de cicatriz es más frecuente en los fototipos oscuros y ocurre cuando la cicatriz es básicamente superficial. Deja como consecuencia en la piel una hiperpigmentacion post inflamatoria.

TRATAMIENTO CICATRIZ HIPERPIGMENTADA

Las cicatrices hiperpigmentadas pueden aclarase de forma acelerada y con muy buen resultado utilizando láseres capaces de calentar la melanina, como el láser de Alejandrita Q-Switched o la Luz Pulsada Intensa de Uso Médico (IPL) o Luz Pulsada Intensa X-Light (IPL X-Light). Se recomienda combinar el láser con un tratamiento a base de despigmentantes de aplicación tópica para la aplicación domiciliaria que el especialista deberá recomendarle. También se aconseja realizarse exfoliaciones quimicas o peeling, estos procedimientos se llevan a cabo por los dermatólogos o dermato cosmiatras e implican una solución ácida para que se retire la capa externa de la piel. El uso de bloqueadores solares en la zona es de suma importancia, antes de salir a la calle, de lo contrario podría mancharse mas y revertir todos los avances conseguidos. Por supuesto que mientras se este realizando el tratamiento esta terminantemente prohibido la exposición solar.

2. CICATRIZ HIPOPIGMENTADA

Las cicatrices hipopigmentadas son una complicación relativamente frecuente tras algún traumatismo, un procedimiento quirúrgico, estético o una quemadura. Consisten en la aparición de máculas (manchas) de color blanco o de color piel claro en la zona de la cicatriz y/o alrededor de la misma. Son cicatrices donde los melanocitos están ausentes. Su tratamiento es un reto terapéutico, ya que se dispone de pocas opciones terapéuticas efectivas en la actualidad

TRATAMIENTO CICATRIZ HIPOPIGMENTADA

Bastante más difíciles de resolver que las anteriores, en algunos casos las cicatrices hipopigmentadas pueden tomar algo de color si son estimuladas con Láser de Luz Ultravioleta de Banda Estrecha, siempre que existan algunos melanocitos residuales que pudieran migrar hacia el interior de la cicatriz.

3. CICATRIZ ATRÓFICA

La destrucción tisular que originó la cicatriz fue de tal intensidad que el proceso de reparación no es capaz de “volver a rellenar” el defecto de tejido por completo. Esto es típico de las cicatrices de acné, que a veces simulan un piqueteado en la piel con forma de “U o después de la varicela. Las cicatrices atróficas están ligeramente hundidas debido a la falta de colágeno. En estos casos, el tejido cicatrizal cubre la herida, pero no se produce suficiente tejido para cubrir toda la zona dañada.

TRATAMIENTO CICATRIZ ATRÓFICA

Las cicatrices atróficas son las más beneficiadas de los avances en tecnología láser:

Láser CO2 Fraccional Ablativo: trata tanto la epidermis como la dermis y requiere algún tiempo de convalecencia.
Láser Fraccional No Ablativo Infrarrojo: no afecta a la epidermis, sólo calienta la dermis. Por tanto no tiene fase exudativa y la recuperación es más rápida.
Ambos tratamientos producen una fotocoagulación distribuida en microcolumnas rodeadas de tejido sano, que activa el fenómeno reparativo de forma inmediata. La dermoabrasión es otro método utilizado por los dermatólogos para deshacerse de las cicatrices atróficas. Durante este procedimiento, el médico raspa quirúrgicamente la piel para eliminar las irregularidades y darle a la piel una apariencia más suave. Las exfoliaciones quimicas o peeling medicos también son recomendadas en este caso y se le mandara el uso de cremas retinoides a su casa para mejorar el aspecto de la piel, Por supuesto que el uso del bloqueador es obligatorio.

4. CICATRIZ HIPERTRÓFICA Y QUELOIDE

Las cicatrices hipertróficas o elevadas se desarrollan inmediatamente después de la cicatrización de la herida por una producción excesiva de fibras de tejido conectivo. Estas cicatrices tienden a sobresalir y destacar por encima del nivel de la piel circundante, pero permanecen circunscritas a la región de la lesión original. A menudo, son muy rojas y pueden causar picazón y dolor.

Las cicatrices hipertróficas suelen ser resultado de quemaduras, o bien se desarrollan sobre zonas de la piel que se mueven constantemente, como las articulaciones. La tensión causada por el estiramiento de la piel da como resultado que las fibras de colágeno se alineen en la dirección del estiramiento y de los vasos sanguíneos y el tejido adicional que se produce. Las infecciones o el reposo insuficiente de la zona de la herida pueden ser otras posibles causas del origen de las cicatrices hipertróficas. Los niños y los adultos jóvenes tienen más probabilidades de desarrollar cicatrices hipertróficas porque producen tejido más rápidamente.

Las queloides también son conocidas como cicatrices con sobrecrecimiento. Por lo general, se piensa que las queloides se desarrollan un tiempo después de la cicatrización de la herida, a causa de una producción excesiva masiva de tejido conectivo. Dicho tejido crece más allá de la herida hasta en la piel sana; de ese modo, la cicatriz pasa a ser mucho más grande que la lesión original. Las queloides suelen ser rojas o más oscuras que la piel circundante, muy sensibles y producen comezón. Las cicatrices en partes del cuerpo en las que la piel está sometida a una tensión elevada son susceptibles de formación de queloides. Con gran frecuencia, existe una predisposición genética a la formación de queloides. También se producen con una frecuencia diez veces superior en personas de piel más oscura.

TRATAMIENTO CICATRIZ HIPERTRÓFICA-QUELOIDE

Aunque pueden emplearse técnicas como la extirpación quirúrgica, la crioterapia y las infiltraciones de 5-Fluoruracilo, el mejor tratamiento para las cicatrices hipertróficas-queloides hasta el momento consiste en una combinación de:

  • Infiltración con corticoides intralesionales.
  • Láser de Colorante Pulsado.
  • Presoterapia o terapia de compresión sobre la cicatriz
  • Crioterapia

En cualquiera de los casos, lo ideal es que se ponga en manos de expertos que analicen su caso y le indiquen el tratamiento más adecuado para su tipo de cicatriz.

Fuente: Dra. Jennifer Paradiso, mederma, iml

TWITTER E INSTAGRAM: @avefenixestetic
www.unidadesteticaintegralavefenix.com.ve

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *