LA MENOPAUSIA RECOMENDACIONES Y REMEDIOS NATURALES PARA SENTIRSE MEJOR

climaterio_opt¿Qué es la menopausia?

Menopausia significa desaparición definitiva de la menstruación. Sin embargo, esta no desaparece bruscamente, sino que, durante un periodo de tiempo, la mujer tiene fallos en su menstruación de unos cuantos meses pero, posteriormente, vuelve a tener la regla. Esto se conoce como perimenopausia, de tal forma que para hablar de menopausia como tal se acepta que la mujer ha de llevar unos 12 meses sin la regla.

El término climaterio se refiere a una época en la vida de la mujer en que se producen una serie de cambios, y ocurre la transición de la época fértil a la época no fértil. Aunque ambos términos (menopausia y climaterio) a menudo se confundan y se usen indistintamente, lo cierto es que la menopausia es solo un signo más dentro del conjunto de fenómenos que se producen en el climaterio aunque, sin duda, es el más importante. La duración del climaterio es de unos 10-15 años, y la menopausia lo divide en dos fases, la premenopausia (la época anterior a la última regla, que dura unos 3-5 años) y la posmenopausia (la época a partir de la última regla, que dura unos 7-10 años).

La edad de aparición de la menopausia es muy variable, pero se sitúa alrededor de los 50 años. Hablamos de menopausia precoz si la última regla se produce antes de los 40-45 años, y de menopausia tardía si todavía existen menstruaciones después de los 55 años.

Cambios hormonales en la menopausia

Durante la época reproductiva, en el ovario se encuentran muchos folículos primordiales que son los que, tras su maduración, darán lugar al óvulo femenino que saldrá del ovario. Esto recibe el nombre de ovulación y, para que se lleve a cabo, son muchas las hormonas que han de estar implicadas en el proceso. Además, el ovario es el responsable de la producción de estrógenos, que son las hormonas encargadas de mantener los órganos genitales femeninos, así como de muchos de los cambios que ocurren durante el ciclo genital. El fenómeno central que tiene lugar en el climaterio es el cese de la función ovárica, de tal forma que deja de producir las hormonas como en la edad reproductiva, y hay un agotamiento de los folículos primordiales, por lo que los ciclos menstruales empiezan a fallar.

Aunque son muchas las alteraciones hormonales que tienen lugar en el climaterio, la más importante, y aquella que originará los síntomas, es el descenso de los estrógenos.

Síntomas y diagnóstico de la menopausia

Podemos adivinar el inicio de la menopausia en nuestras vidas por la aparición de diversos síntomas físicos (tanto visibles como internos), alteraciones psicológicas, variaciones cutáneas… Estos son los síntomas de la menopausia más habituales:

Síntomas neurovegetativos

Sofocos: son el síntoma más frecuente y más precoz de la menopausia. Son crisis de vasodilatación cutánea, con sensación de calor que asciende desde el tórax al cuello y a la cara, acompañadas de enrojecimiento cutáneo y sudoración profusa. Su frecuencia y duración son variables (desde unos segundos hasta una hora), son más frecuentes durante la noche, y se acompañan de una sensación de malestar indeterminado. Pueden aparecer unos años antes que la menopausia y durar hasta unos 5 años después, aunque su intensidad va disminuyendo con el paso de los meses.

Otros: pueden aparecer también otros síntomas como palpitaciones, insomnio, cefalea, sudoraciones, vértigos, etcétera.

Síntomas locales

Ovarios: disminuyen su tamaño, y superficialmente adoptan una forma rugosa. Internamente destaca su aspecto fibroso y la ausencia de formaciones foliculares.

Vulva: se produce una atrofia vulvar, con pérdida del grosor de la piel y aparición de prurito (picor vulvar).

Vagina: se produce una atrofia del epitelio vaginal, disminuye su secreción y puede acortarse, de tal forma que puede aparecer dispareunia (dolor en las relaciones sexuales) y aumentar el riesgo de infección.

Útero: disminuye su tamaño y se produce un adelgazamiento del endometrio. A nivel del cuello uterino se produce una disminución en su secreción.

Debido a las alteraciones, es más frecuente la aparición de prolapsos genitales, así como incontinencia urinaria a causa de las modificaciones en músculos y ligamentos.

Síntomas sistémicos

Alteraciones psicológicas: destacan en este grupo los cambios en los hábitos del sueño con insomnio frecuente. También podemos observar irritabilidad, estado de ánimo depresivo, ansiedad, dificultades de concentración, disminución de la libido, etcétera.

Alteraciones cutáneas: disminuye el grosor de la piel y su elasticidad, y presenta una mayor sequedad, pudiendo producirse picor.

Enfermedad cardiovascular: se origina un incremento de la incidencia de la enfermedad cardiovascular (infarto, angina de pecho, hipertensión, arteriosclerosis…) debido a la disminución de los estrógenos, que ejercen un papel de protección de estas patologías por su acción vasodilatadora y antiaterogénica.

Osteoporosis: se trata de una enfermedad caracterizada por una baja masa ósea y una alteración de la estructura del tejido óseo, que provoca un aumento de su fragilidad y, por lo tanto, un mayor riesgo de fractura.

Cómo aliviar los síntomas de la menopausia

Algunas afortunadas no tienen ningún síntoma, pero los especialistas estiman que el 85% de las mujeres presentará trastornos asociados con la menopausia. Si los síntomas de la menopausia son tan intensos que interfieren con tu vida cotidiana, no dudes en consultarlo con el médico, que te puede prescribir algún tratamiento farmacológico para eliminar o reducir al mínimo estas molestias. Además, seguir estos consejos, también puede ayudarte:

Los sofocos o golpes de calor afectan a más de la mitad de las mujeres menopáusicas o posmenopáusicas, y pueden durar hasta varios años. Aunque a veces ocurren incluso cuando la mujer está dormida y no hay una causa aparente, es conveniente observar qué ha ocurrido inmediatamente antes para intentar detectar si existen elementos desencadenantes y evitarlos, por ejemplo: al ingerir comidas o bebidas calientes o al tomar picantes, ante una situación de estrés o nerviosismo, con el consumo de alcohol o cafeína, etcétera. Si aparecen por la noche, procura tener a mano un ventilador y dormir en una habitación fresca, utiliza ropa y sábanas confeccionadas en tejidos que permitan transpirar, y toma una bebida fría cuando comiences a sentir el sofoco. Durante el día, sobre todo en invierno, vístete con varias capas de ropa, para poder desprenderte de algunas cuando te venga el golpe de calor.

Si tienes insomnio, sigue las recomendaciones para una buena higiene del sueño. Siempre es mejor adoptar estas pautas que tomar medicación, aunque si el problema es persistente debes consultarlo con el médico porque puede deberse a otro trastorno y no estar relacionado necesariamente con la menopausia.

La sequedad vaginal puede aliviarse con lubricantes, o cremas con estrógenos de uso tópico. Debes cuidar mucho tu higiene íntima y utilizar productos especialmente indicados para la zona genital femenina, porque la atrofia y adelgazamiento del tejido vaginal y la falta de secreciones favorecen el desarrollo de infecciones.

Irritabilidad, baja autoestima, tristeza… también son síntomas que hay que tratar. Es importante que duermas suficiente, practiques ejercicio, y tengas una vida social satisfactoria. Si estás sola (divorciada o viuda, sin hijos o con los hijos fuera del hogar) o tienes problemas afectivos (mala relación de pareja, o con la familia o los hijos), la menopausia puede influir negativamente o agravar la situación, así que debes consultar con tu médico si necesitas tomar antidepresivos o asistir a terapia con otras personas donde puedas compartir tus experiencias.
Si tienes falta de concentración o problemas de memoria puedes hacer ejercicios específicos para entrenar tu mente, además de leer y realizar todo tipo de tareas que precisen destreza mental.

La incontinencia urinaria se puede corregir realizando los ejercicios de Kegel, utilizando conos vaginales, o con fisioterapia orientada a corregir la disfunción de los músculos del suelo pélvico. Consúltalo con tu médico.

La terapia hormonal sustitutiva sirve para controlar algunos síntomas como la sequedad vaginal, la depresión y los sofocos, pero también tiene efectos adversos, por lo que debes valorar con tu médico si es apropiada para ti, y emplear la dosis efectiva más baja.

Los fitoestrógenos, como las isoflavonas de soja, y otros productos naturales como la Cimicifuga racemosa), el trébol rojo, la raíz de Valeriana, el camote salvaje y el dong quai, parecen tener efectos beneficiosos sobre los síntomas de la menopausia y son un tratamiento alternativo para aquellas mujeres que no quieren o no pueden tomar medicación.

Remedios populares

#1 Para aliviar los bochornos, tomar infusión de hierbas que provean estrógeno natural o estimulen la producción natural de esta hormona como la alfalfa o apio.

#2 Triturar semillas de soya o soja hasta tener una pasta suave que deberá ser hervida en una taza de agua durante 15 minutos. Puede también tomar leche de soya

#3 Cocer una cucharada de flores de trébol rojo o morado, dos cucharaditas de anís y dos de semillas de hinojo machacadas, en una taza de agua hirviendo durante 15 minutos. Luego se cuela y se toma hasta tres tazas por día.

#4 Mezclar 5 g de artemisa, una pizca de flores de espino y una taza de agua. Dejar hervir todo durante cinco minutos y fíltrelo. Agregar un poco de miel.

#5 Verter 40 gramos de hojas de muérdago en 1 litro de agua que esté hirviendo. Colar, tapar y dejar refrescar. Tomar 2 tazas al día. El muérdago ayuda a controlar las alteraciones nerviosas propias de la menopausia.

#6 Tomar un puñado de hojas frescas de salvia y dejar macerar en una botella de vino blanco de buena calidad durante, por lo menos, dos semanas. Luego, endulzar con miel y dejar que la salvia siga macerándose otra semana más. Finalmente, colar el remedio y reservar el líquido en una botella tapada. Tomar un vaso de este tónico antes de la comida y de la cena, ya que tiene efectos muy beneficiosos.

#7 Consumir un puñado de semillas o pipas de calabaza o auyama a diario ya que contiene fitoestrógenos que ayudan a combatir los síntomas de la menopausia

#8 Lavar y picar 2 tallos de ruibarbo y 2 de apio y colocar en una licuadora junto con un poco de agua. Licuar por unos instantes. Colar y tomar este jugo a diario. Este remedio contiene elevados niveles de fitoestrógenos (los estrógenos naturales de las plantas)y, por ello, alivia los síntomas de la menopausia.

#9 Licuar un puñado de semillas de lino o linasa en una licuadora con un poco de agua y luego colar. Tomar esta preparación a diario, ya que contiene isoflavonas y lignans que ayudan en el proceso de la menopausia

#10 Verter una taza con agua que esté hirviendo 1 cucharadita de polvo de raíz de angélica. Tapar y dejar refrescar por 15 minutos. Filtrar y tomar 2 tazas diaria

#11 Verter 2 gotas de aceite de manzanilla, 1 gota de aceite de ciprés, 2 gotas de aceite de amaro, 1 gota de aceite de hinojo, 2 gotas de aceite de lavanda y 1 gota de aceite de geranio en una tina o bañera llena con agua caliente. Sumergirse en este baño durante 25 minutos. Éste es un remedio para equilibrar los estados nerviosos que, en ocasiones, se alteran en la menopausia

#12 Moler de 35 a 40 gramos de linaza o lino y consumir durante el día en ensaladas, sopas o yogurt. La linaza ayuda a eliminar los sofocos y controlar los cambios de humor propios de la menopausia.

#13 Mezclar, a partes iguales, hojas de la vid desmenuzadas, sumidades floridas de mejorana y de fumaria, y preparar una tisana echando en el agua hirviendo una cucharada extraída de esta mezcla. Dejar la infusión durante 10 minutos y colar. Tomar 2 tazas al día

#14 Hervir 50 g de cúrcuma y 50 g de agripalma Dejar hervir de nuevo durante 5 minutos, colar y distribuir en 8 partes a tomar en 4 días, 2 veces diarias, 4 días por semana, durante 8 semanas seguidas, es decir, 32 días en total..Este remedio resulta ideal en casos de trastornos nerviosos propios de este período.

#15 Hervir en 2 litros de agua hasta reducir a 1 litro, 60 g de cardo mariano, 30 g de agallas de ciprés, 40 g de vid roja y 20 g de flores de espino albar.Dejar hervir de nuevo durante 3 minutos, colar y distribuir en 8 partes a tomar en 4 días, a razón de 2 veces diarias, 4 días por semana, durante 8 semanas seguidas, es decir, 32 días en total. Este remedio combate los trastornos circulatorios que pueden surgir en la menopausia..

#16 Hervir 30 g de alcachofa, 30 g de marrubio negro y 30 g de flores de ortiga durante 3 minutos en 1 litro de agua, colar y distribuir en 6 partes a tomar en 3 días, 2 veces diarias, 6 días por semana durante 5 semanas seguidas, es decir, 30 días en total. Este remedio ayuda en los casos de vértigos, angustia, y fobiasque pueden presentarse duante la menopausia.

#17 Hervir 30 g de la planta bolsa de pastor en 1 litro de agua, por 10 minutos y dejar reposar otros 10 minutos. Tomar 1 taza al día.
Algunas recomendaciones para aliviar y ayudar a las mujeres que se encuentran en esta fase de sus vidas son:

Recomendaciones

Cuidado con la tensión y el estrés Durante este período de cambios puede también ocurrir situaciones personales o familiares que contribuyen al aumento de tensión prolongando las molestias propias de la menopausia. Debido a ello, se recomienda practicar técnicas de relajación lo cual puede ayudar a reducir dichos malestares.

No a la comida copiosa Se debe evitar las comidas copiosas, ya que podrían provocar bochornos. En su lugar, se debe consumir, durante el día, de cuatro a seis pequeñas comidas lo cual ayuda a regularizar la temperatura del cuerpo.

El agua elemento fundamental El consumo de líquido (de ocho a diez vasos al día) ayudan a regular el termostato natural del cuerpo. Sin embargo, se debe evitar las bebidas alcohólicas o con cafeína, ya que interfieren con la absorción de calcio y, en algunas mujeres, produce bochornos.

Vístase para los bochornos o calorones. Debido a que los niveles hormonales fluctuantes dilatan los vasos sanguíneos, el termostato natural del cuerpo se afecta causando los repentinos calor o bochornos. Es recomienda usarropa holgada, de telas frescas, de punto o llevadas en diferentes capas que puedan ser retiradas y vueltas a reemplazar con rapidez en caso de enfriamiento

Tenga una dieta balanceada Se debe limitar el consumo de los dulces y concentrarse en una dieta rica en frutas, vegetales y granos enteros los cuales estabilizan los niveles de azúcar en la sangre y así ayudan a controlar los altibajos emocionales de la menopausia. Además, las mujeres en menopausia no sólo pueden tener mayores riesgos de osteoporosis sino también de enfermedades cardiacas. De allí la necesidad de vigilar lo que se consumir aumentando el calcio (leche,brócoli, etc.) y evitando las grasas.

Formas para refrescarse Para los calores faciales, se recomienda chupar trozos de hielo. En cuanto a enfriar el cuerpo, existen varios métodos como las duchas frías, remojar los pies en agua fría, ponerse delante de un refrigerador con la puerta abierta o caminar en la zona de alimentoscongelados del supermercado

Evitar fumar Durante la menopausia resulta especialmente destructivo fumar, ya que destruye nutrientes vitales, sobre todo vitamina C, cuyo metabolismo se altera de modo radical provocando su rápida destrucción. Gran parte de la vitamina C que se aporta al organismo se «gasta» en neutralizar los tóxicos del humo del tabaco: con cada cigarrillo que se fuma, se destruyen entre 25 y 30 mg de vitamina C; es decir, que con un paquete al día se necesita por lo menos tomar el equivalente a dos litros de zumo de naranja exprimido solamente para compensar las pérdidas. Y no olvidemos que la vitamina C es un muy buen antioxidante (neutraliza los radicales libres), un reforzante del sistema inmunológico (aumenta las defensas) y un nutriente necesario para la producción de colágeno (cuya insuficiencia aumenta el riesgo de osteoporosis, además de sus efectos sobre la piel).

El tabaco también libera adrenalina, en este caso a través de la nicotina (la droga adictiva más veloz que se conoce: llega al cerebro en sólo siete segundos). Esta descarga de adrenalina contrae los vasos sanguíneos y entorpece la buena circulación sanguínea, factor que puede agravar los problemas circulatorios, entre los que se cuentan los sofocos característicos de la menopausia.

En general el cutis de las mujeres que fuman pierde su elasticidad, se deteriora y envejece con más rapidez que el de las que no fuman, gracias a la nicotina; al llegar la menopausia la situación empeora porque la capa adiposa se reduce y, como consecuencia, la firmeza y la suavidad de la piel disminuyen notablemente..

El ejercicios es importante Los ejercicios como caminar, bailar y los aeróbicos de impacto suave tienen varios beneficios para la mujer en menopausia que incluye no sólo quemar calorías excedentes y alivia la tensión, sino aumentar la masa ósea y mejorar la absorción de calcio.

Busque apoyo Resulta beneficio hablar con otras mujeres que estén viviendo esta etapa de su vida para intercambiar ideas y sentimientos lo cual fuerza suautoestima y la hará sentirse mejor

Tener cuidado con los fármacos Si si se toma ciertos fármacos (principalmente corticoides y antiácidos) durante más de 3 meses o se excede en la dosis, se puede sufrir una pérdida de calcio y se puede estar más expuesta a sufrir fracturas. Por ello, se recomienda no automedicarse y tomar los fármacos de acuerdo con las pautas indicadas por el médico.

Comunique de inmediato al doctor cualquier sangrado vaginal tras 12 meses sin regla.

TWITTER E INSTAGRAM: @avefenixestetic
www.unidadesteticaintegralavefenix.com.ve

Comparte

2 pensamientos en “LA MENOPAUSIA RECOMENDACIONES Y REMEDIOS NATURALES PARA SENTIRSE MEJOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>