SINUSITIS QUE ES, TRATAMIENTOS Y SU CONNOTACIÓN EMOCINAL

sinusitis_optLa sinusitis, es una inflamación de los senos paranasales (cavidades huecas que se localizan en los huesos que rodean a la nariz) debida a una alergia o a una infección vírica, bacteriana o fúngica. Suele acompañarse de inflamación de la mucosa nasal, por lo que muchas veces se la conoce como rinosinusitis.

Existen cuatro tipos de senos paranasales: senos maxilares, senos etmoidales, senos esfenoidales y senos frontales. El seno que se afecta con más frecuencia es el seno maxilar, que es el seno que se localiza debajo del pómulo.

En la mayoría de los casos, las sinusitis son secundarias a una infección de las vías respiratorias superiores causadas por un virus. Se estima que pueden aparecer en el 5-10% de las infecciones respiratorias virales de los niños y en el 1-2% de las infecciones de los adultos. Suelen resolverse espontáneamente en siete días con un tratamiento sintomático. Sin embargo, en el 0,5-2% de las ocasiones pueden complicarse con una sobreinfección bacteriana, lo que requiere un tratamiento con antibióticos.

Hay sinusitis aguda, subaguda y crónica, ambas se desatan generalmente ante cambios de clima severos, presencia de polvo o tierra, un ambiente seco y caliente, así como por la carencia de nutrientes que ayuden a las defensas del organismo. Los síntomas más comunes son la nariz tapada, dolor de nariz y cara, dolor de dientes y algunas veces presencia de fiebre.

En general, se considera que una sinusitis es aguda si dura menos de 4 semanas, si dura de 4 a 12 semanas se le llama sinusitis subaguda, y si dura más de 12 semanas se le llama sinusitis crónica.

La causa más frecuente de sinusitis son los virus, principalmente los rinovirus, los adenovirus, y los virus influenza (el de la gripe) o parainfluenza entre otros.

Entre las bacterias, en el 70-80% de los casos se debe a Streptococcus pneumoniae (neumococo), Haemophilus influenzae y Moraxella catarrhalis. Le siguen las sinusitis provocadas por la extensión de infecciones dentales causadas en general por varias bacterias a la vez.

Hay tres tipos diferentes de sinusitis: la bacteriana aguda, la crónica y la fúngica:

Sinusitis bacteriana aguda

Los síntomas comprenden congestión nasal y dolor o compresión sinusal, cuya localización depende del seno parasinusal que se encuentre afectado. A continuación se describen las diferentes sintomatologías según el seno paranasal que esté inflamado:

El dolor en el seno maxilar se percibe generalmente en el pómulo o en la arcada dental superior, pudiendo producir dolor de dientes. Aproximadamente la mitad de los enfermos con este tipo de sinusitis presenta fiebre.

La sinusitis en el seno etmoidal provoca dolor entre y detrás de los ojos.
El dolor del seno frontal se siente encima de las cejas y en la frente.
El dolor del seno esfenoidal se da en la zona superior del rostro.
La característica clínica más frecuente que se observa en la sinusitis bacteriana es que los síntomas de resfriado persistan entre siete y diez días. Normalmente, para el diagnóstico es muy útil la radiografía sinusal en 3 proyecciones. También se puede usar la tomografía computarizada del seno, ya que tiene mayor sensibilidad que la radiografía. Sin embargo, en la mayoría de casos no hace falta realizar ninguna prueba de imagen para diagnosticar una sinusitis aguda, pues basta con la historia clínica y la exploración física para llegar a un diagnóstico.

Sinusitis bacteriana crónica

Esta se caracteriza por la permanencia de los síntomas de inflamación durante tres meses o más. Los enfermos tienen una opresión continua en el seno y congestión nasal, sobre todo por las mañanas. Muchos pacientes notan una secreción nasal diferente a la normal (se vuelve espesa y adquiere un tono verdoso).

La tomografía computarizada se suele recomendar en todos los pacientes con sinusitis crónica, y deben evaluarse también las posibles alergias e inmunodeficiencias. El estudio por el otorrinolaringólogo es fundamental, ya que puede obtener información añadida con una endoscopia nasal practicada en la consulta.

Sinusitis fúngica

Este tipo de sinusitis puede ser no invasora o invasora. La no invasora afecta a pacientes inmunocompetentes, es crónica, y se suele caracterizar por un moco excepcionalmente espeso. En esta afección la masa de hongos presente en el seno puede provocar síntomas de obstrucción aunque no llegue a invadir la mucosa.

La sinusitis fúngica invasora no afecta igual a los pacientes inmunodeprimidos que a los inmunocompetentes. En los pacientes inmunodeprimidos, la patología tiene una evolución aguda, con un curso muy agresivo y mal pronóstico; mientras que en las personas inmunocompetentes es una enfermedad lentamente progresiva.

CONNOTACIÓN EMOCIONAL

Cuando estoy afectado de sinusitis, vivo un bloqueo en la nariz y aquí se trata de los senos del rostro. Esta infección de los senos está vinculada a la impotencia frente a una persona o una situación: no puedo olerla o la mostaza me sube a la nariz. Imagino la sensación de tener mostaza fuerte en la nariz,
esto me ahoga, me quema…También puede que olfatee con anticipado un peligro o una amenaza que hace brotar un miedo adentro mío. El peligro puede ser real o imaginario: el resultado será el mismo. Puedo tener la sensación que “algo no huele bien”, que hay algo dudoso”. En mensaje que
debo comprender es sentir el amor alrededor mío e inspirar en lo más hondo de mí.

TRATAMIENTO CON MEDICINA ALOPATA

El tratamiento de la sinusitis bacteriana aguda debe dirigirse contra los patógenos bacterianos más comunes. La elección del antibiótico depende mucho del grado de resistencia de las bacterias a los antibióticos en cada país o región. Como primera línea de tratamiento se puede usar amoxicilina, claritromicia o azitromicina. En caso de que la evolución no sea buena, se usan antibióticos de segunda línea como amoxicilina/clavulánico, cefuroxima, levofloxacino, etcétera.

Los casos de sinusitis causados por infecciones dentales requieren tratamientos específicos frente a unas bacterias llamadas anaerobias que suelen estar implicadas en este tipo de infecciones.

El tratamiento de la sinusitis se administra durante una a dos semanas. En ocasiones es preciso administrar los antibióticos por vía intravenosa a los pacientes más graves y con síntomas de afectación general.

En caso de sinusitis nosocomial (infección contraída en el hospital), los patógenos más habituales son Staphylococcus aureus y los bacilos gramnegativos; en estas circunstancias conviene practicar cultivos sinusales para guiar el tratamiento. Inicialmente se aplica un tratamiento intravenoso de amplio espectro, que se adaptará después a los resultados del cultivo.

En los pacientes con sinusitis aguda grave, puede ser preciso realizar una intervención quirúrgica para dilatar los orificios y drenar las secreciones espesas, sobre todo si la enfermedad etmoidal o esfenoidal no responde al tratamiento intravenoso inicial.

En el caso de la sinusitis bacteriana crónica la necesidad de la antibioticoterapia se debe evaluar de forma individual; los antibióticos deben escogerse de acuerdo con los resultados del cultivo más reciente.

En cuanto a las sinusitis fúngicas se tratan con la cirugía y el uso de fármacos antifúngicos.

TRATAMIENTO CON MEDICINA ALTERNATIVA

1. Uno de los remedios más conocidos para combatir los molestos síntomas tanto de rinitis como de sinusitis, es mezclar dos cucharadas de agua, tres gotas de aceite de oliva y tres de aceite esencial de lavanda, poner al fuego a que hierva y dejar reposar hasta que enfríe. La mezcla obtenida se aplican dos o tres veces gotas en cada fosa nasal, dos o tres veces al día.

2. Otro remedio consiste en aplicar dos o tres gotas de agua marina en cada fosa, tres veces al día; en caso de no tener agua de mar, lo mejor es poner a hervir un vaso de agua con una cucharada de sal de mar. La solución fría es la que se aplica para combatir la sinusitis.

3. También ayuda a quitar el malestar hacer inhalaciones de vapor de agua cada hora por cinco minutos. Para mejores resultados, hacer las vaporizaciones con una infusión de verbena o tomillo. se aconseja comer mucho ajo, incluyéndolo en las comidas.

4. La zanahoria cruda o el jugo de la zanahoria refuerzan las defensas de las mucosas por su alto contenido en Betacaroteno. Las compresas de verbena aplicadas sobre los senos paranasales ayudan a descongestionar las vías respiratorias superiores.

5. Gotas de ajo para la nariz. El ajo es un ingrediente multiuso que también sirve para aliviar la sinusitis. Las propiedades antibacterianas y antivirales del ajo ayudan a reducir la infección. Podemos hacer unas gotas nasales de ajo de la siguiente manera:Machaque un diente de ajo y remójelo en cuatro cucharaditas de agua.Con un gotero, aplique 10 gotas en cada fosa nasal. Use dos o tres veces al día hasta que desaparezcan los síntomas de la sinusitis. Puede usarlo una vez al día como medida preventiva.

6. Solucion Salina. Cómo hacer una solución salina En las farmacias venden soluciones salinas para lavar las mucosidades. Pero podemos hacer nuestra propia solución para irrigar la nariz y aliviar la sinusitis desde casa. Mezcle 1/3 de cucharadita de sal con una pizca de bicarbonato de sodio en una taza de agua tibia. Llene un gotero con la solución. Con la cabeza hacia atrás, tápese una fosa nasal y échese la solución en la otra. Suénese la nariz suavemente y repita el mismo procedimiento con la otra. Este lavado de nariz limpia los conductos nasales y reduce la inflamación.

SUPLEMENTOS

Existen vitaminas, minerales y suplementos alimenticios que sirven para ayudar con el tratamiento de la sinusitis, entre estos encontramos:

Vitamina C, Bioflavonoides y Vitamina A, debido a sus propiedades antioxidantes y antihistaminicas haciendo al cuerpo mas resistente, no trata virus ni bacterias, pero ayudan a bajar el tiempo de los síntomas y molestias. La dosis aconsejada de vit C seria de 3000 mg, de bioflavonoides de 500 mg y de vit A 4500 UI en hombres y 3500 UI en mujeres.

Omega 3, estos poseen propiedades antiinflamatorias las dosis varían de 2000 a 3000 mg por dia, depende del estado de salud del paciente.

Suplemento Equinacea, ayudan a aumentar la inmunidad por lo que hacen al cuerpo mas resistente a invasiones externas, la dosis varia de acuerdo a lo que queramos tratar, aproximadamente 800 mg repartidos en cuatro tomas.

Suplemento de Uña de Gato, al igual que el suplemento anterior también contribuyen en el sistema inmunologico. La dosis es de 500 mg repartidos en dos tomas.

ALIMENTACIÓN

Se debe tener en cuenta los siguientes aspectos:

• Deberían eliminarse de la dieta aquellos alimentos alergénicos o que sean sospechosos de serlo en nuestro caso particular: lácteos, trigo o alimentos con gluten, en cambio se ha de potenciar el consumo de alimentos ricos en vitamina C y/o bioflavonoides (frutas, verduras crudas y germinados) para fortalecer nuestro sistema inmune.
• También conviene aumentar el consumo de alimentos ricos en betacaroteno (zanahoria, calabaza, etc.) ya que colaboran con el buen mantenimiento de las mucosas y sistema inmune.
• Es interesante potenciar el consumo de alimentos picantes (nabos, rabanitos, chile, jengibre, cebolla, ajo, wasabi o rábano japonés, pimienta de cayena, pimienta negra, etc.) ya que tienden a descongestionar los senos nasales a la vez que tienen propiedades antimicrobianas.

Los remedios caseros son de gran ayuda para la sinusitis, pero nunca deben sustituir una consulta médica. Es fundamental que consultes a tu médico sobre este o cualquier otro tratamiento natural, así como posibles contraindicaciones o incompatibilidades.

TWITTER E INSTAGRAM: @avefenixestetic
www.unidadesteticaintegralavefenix.com.ve

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *