LA HOMEOPATÍA UNICISTA Y LOS BENEFICIOS PARA LA SALUD

HOMEO1_optLa homeopatía unicista es una medicina que considera no sólo a la enfermedad sino al enfermo en su totalidad.

Para el homeópata, no está enfermo el paciente del síntoma o patología que lo afecta, sino de toda su vitalidad, que lo llevó a contraer tal o cual enfermedad, por la cual sufre. Siendo la enfermedad un emergente del desequilibrio de su propia fuerza vital.

El remedio homeopático, que es extraído de los elementos de la naturaleza, actúa compensando el desequilibrio del organismo y de la fuerza vital que lo llevo a enfermar, con la vuelta a ese equilibrio perdido, no sólo mejorará de su enfermedad por la que consultó sino, que al haber sido armonizado todo el sistema, mejorará de otros aspectos como, dormir mejor, encontrarse de mejor ánimo, más energías en el trabajo, mejor con los demás, buenas digestiones, en fin, todo lo que atañe a un mejor funcionamiento de todo el ser.

Por eso, el médico homeópata tomará en cuenta en la consulta con el paciente, no sólo los síntomas de la enfermedad, por ejemplo, gastritis con acidez, dolor de estomago, sino que además preguntará por la forma de ser del paciente; por sus gustos, sus deseos alimenticios, sus antecedentes: cómo fue de niño, por cómo es frente a los cambios climáticos, si le gusta más el verano u otra estación del año.

Con estos datos podrá el médico encontrar algún remedio, que sea similar a lo que el paciente expresa y a aquello que lo hace sufrir, para medicarlo y lograr el equilibrio en su vitalidad, que lo lleve al estado de salud.

El estado de salud en homeopatía no es sólo la ausencia de enfermedad, sino el correcto funcionamiento de sus capacidades físicas, psíquicas y espirituales, que mantienen al paciente en un estado de armonía.

Se da un sólo medicamento, en forma de glóbulos, papeles o gotas en solución, de allí el término de unicismo: medicamento único que pondrá en armonía la fuerza vital que gobierna a todo el ser.

Las enfermedades que pueden tratarse con homeopatía son todas aquellas que nos afectan a los seres vivos como: hipertensión, artrosis, reumatismo, úlceras gástricas, colesterol alto, enfermedades renales y prostáticas, cardiopatías, dolores de cabeza, migrañas, trastornos digestivos y hepáticos, dermatitis, bronquitis, trastornos de conducta, gota, psoriasis, y enfermedades de mayor gravedad, como tumores.

Las consultas suelen ser en el orden de cada 2 meses, donde el médico evalúa al paciente, y la evolución de sus síntomas.

Para la homeopatía, la meta es llevar al paciente al punto de equilibrio adecuado, para que pueda vivir en verdadera armonía y felicidad, y cumplir en plenitud máxima, los fines de su existencia.

FUENTE: Dr. Carlos Pablo Queralt

TWITTER E INSTAGRAM: @avefenixestetic
www.unidadesteticaintegralavefenix.com.ve

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *