LA MOLÉCULA DEVORA GRASA

CARNITINA_optLa L-carnitina está de plena actualidad en Estados Unidos y en otros países del mundo. Los deportistas la consumen para aumentar su rendimiento, los ejecutivos para aprovechar bien sus energías y las mujeres para perder sus michelines o cauchitos.

Existe de forma natural en el organismo; su secreto reside en que acrecienta el consumo de las grasas y, por lo tanto, aumenta la resistencia al esfuerzo de ayudar a quemar los lípidos acumulados en las células grasas. Para comprender mejor este cometido recordemos aquí el mecanismo de almacenamiento de los cuerpos grasos, que es la reserva energética más grande del cuerpo. Durante las comidas, el exceso de alimentos ingeridos es transformado en el hígado en lípidos. Estos alimentos son transportados a continuación por la sangre hacia los tejidos adiposos de reserva en unas células de almacenamiento (los adipocitos). Cuando el organismo necesita energía, los adipocitos liberan las grasas, que son quemadas en las centrales energéticas de las células (las mitocondrias) y liberan así energía. La L-carnitina desempeña un papel esencial en esta última etapa, ya que es la que por sí sola garantiza el transporte, como vehículo de comunicación, de las grasas hacia esos centros de reconversión. Y estimula y regulariza la combustión de las grasas al igual que un carburador.

Normalmente, la L-carnitina es sintetizada en el hígado y en el riñón. En caso de carencias las grasas se acumulan en los tejidos adiposos y en las paredes de las arterias, dando lugar a la aparición de michelines así como a la aterosclerosis. Por lo contrario, cuanta más L-carnitina haya, más grasas se queman y, por consiguiente, se adelgaza, se recuperan nuevas energías y se resiste mejor el frío y el cansancio. Todos estos mecanismos han sido puestos en evidencia por numerosos equipos de investigadores.

Los investigadores han demostrado que una carencia en L-carnitina puede provocar un exceso de almacenamiento de lípidos. De ahí el interés de tomar L-carnitina por vía oral. ¡y por supuesto, no esperemos milagros con ello!.

Ahora bien, un régimen ligero, complementado con píldoras, es una posibilidad suplementaria para adelgazar. El efecto es todavía más claro si se utiliza MESOTERAPIA con L-carnitina. Evidentemente, los servicios de investigaciones cosméticas, siempre al acecho de novedades para exterminar los cauchitos femeninos, se han precipitado sobre esta pequeña maravilla natural para incorporarla a todas sus fórmulas.

Han imaginado incluso un arma de doble acción contra los michelines o cauchitos: la asociación de cafeína y L-carnitina. El sistema entra dentro de la lógica, ya que la cafeína extrae las grasas de los adipocitos y la L-carnitina ayuda al organismo a quemarlas definitivamente en las centrales energéticas de las células: son el equipo perfecto.La L-carnitina está muy próxima a la familia de las vitaminas (B1) . La produce el organismo a partir de dos aminoácidos (L-lisina y L-metionina), tres vitaminas (C, PP, y B 6) y un mineral (hierro). Estos seis elementos son todos indispensables para su síntesis. También podemos absorberla a través de píldoras o, simplemente, comiendo carne (sobre todo de cordero) y pescado. No hay riesgo alguno de sobredosis, ya que esta sustancia se elimina de forma natural.

Recuerden que no es un milagro, es necesario complementar esto con alimentación sana y ejercicios. Pero sobre todo deben tener cuidado a la hora de consumir cualquier suplemento o medicamento.

TWITTER E INSTAGRAM: @avefenixestetic
www.unidadesteticaintegralavefenix.com.ve

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>