EL BAZO Y SUS ENFERMEDADES

BAZO2_optEl bazo es una víscera maciza en forma de casquete, aplanado oblongo de color rojo oscuro y tiene una textura parecida a la del hígado, si bien es mas blando que este, esta situado entre el estómago y el diafragma, en la cavidad abdominal y en su parte superior izquierda, justo por debajo del músculo del diafragma, en contacto con el páncreas y el riñón izquierdo; está sujeto por bandas fibrosas unidas al peritoneo (la membrana que reviste la cavidad abdominal). Aunque su tamaño varía de unas personas a otras suele tener una longitud de 13 cm, una anchura de 10 cm y un grosor de 3,8 cm así como un peso de 200 g aproximadamente. Presenta una cara anterior (frontal), una posterior (trasera) y unos márgenes inferior y superior. La superficie externa es redonda y blanda, con el cuerpo normalmente dirigido hacia arriba y hacia abajo. La parte frontal de la superficie inferior descansa sobre el estómago y el riñón izquierdo y presenta impresiones para estos órganos. También en esta superficie inferior hay una fisura, denominada hilio, que admite los vasos y los nervios.

En la sección transversal del bazo se pueden ver los distintos recubrimientos y capas de tejido esplénico. El bazo está cubierto de un recubrimiento seroso externo que lubrica la parte exterior del bazo con un fluido seroso que lo protege de la fricción con otras vísceras. Inmediatamente dentro del recubrimiento seroso y adherido al mismo, está el recubrimiento fibroso interno del bazo. Forma la estructura del órgano y sigue a los vasos dentro del bazo, formando vainas alrededor de él. Desde estas vainas se extienden las bandas fibrosas, o trabéculas, que unen todas las secciones del bazo, como las fibras de una esponja. Se continúa con la malla reticular, y dentro de ésta está el tejido pulposo del bazo. La función del bazo está muy relacionada con los sistemas linfático y cardiovascular, pero dado que está muy cerca del páncreas y el estómago, también se suele describir en conjunto con estos órganos. El bazo es el único órgano linfático encargado de filtrar la sangre. Elimina de la corriente sanguínea las células inservibles, convierte su hemoglobina en bilirrubina, y después devuelve el hierro a la corriente sanguínea para que pueda utilizarse en la fabricación de otras células sanguíneas.

El bazo no se considera una glándula endocrina debido a que en apariencia no produce secreciones, aunque en ciertas enfermedades elabora una hormona que afecta a la producción de los glóbulos rojos de la sangre en la médula ósea. En el feto la función principal del órgano es la producción de hematíes (glóbulos rojos) y leucocitos (glóbulos blancos), que suele cesar después del nacimiento, aunque se puede reanudar con posterioridad si alguna enfermedad debilita esta función en la médula ósea. En el adulto sólo se forman células plasmáticas y linfocitos y monocitos, dos tipos de leucocitos. Algunas personas nacen sin bazo.

El bazo está irrigado por la arteria esplénica, y su sangre venosa se dirige hacia el hígado. Como parte integrante del sistema linfático y vascular ocupa una posición única que le permite eliminar microorganismos causantes de enfermedades y destruir hematíes anómalos, alterados o envejecidos. Extrae el hierro a partir de la hemoglobina de los glóbulos rojos, para su posterior utilización por el organismo, así como sustancias de desecho como los pigmentos biliares para su excreción, en forma de bilis, por el hígado. El bazo elabora anticuerpos contra diversos tipos de células sanguíneas y microorganismos infecciosos. En algunos mamíferos (con excepción de los humanos) almacena los glóbulos rojos y en casos de hemorragia los libera hacia la circulación para su concentración en la sangre. En humanos, sirve como reserva de otras células sanguíneas y de sangre.

ALGUNAS ENFERMEDADES DEL BAZO

Esplenomegalia

El bazo aumenta su tamaño hasta alcanzar en algunas ocasiones enormes dimensiones. Este estado, que suele ser un indicador de la existencia de una enfermedad en cualquier lugar del organismo, refleja infecciones bacterianas, parasitarias y virales del tipo de mononucleosis infecciosa, tuberculosis, malaria, artritis reumatoide, e histoplasmosis. La esplenomegalia también puede ser causada por una cirrosis hepática. Cuando la sangre no puede circular a través del bazo, se acumula en grandes volúmenes que originan en éste una gran distensión. En el hiperesplenismo, un bazo hiperactivo o con la función alterada, la tasa de destrucción de hematíes puede ser tan elevada que se origine una variedad de anemias hemolíticas. Una hemorragia producida en un bazo aumentado de tamaño puede agravar la anemia y provocar también un déficit de hierro. Los abscesos esplénicos son infrecuentes y pueden estar causados por diversos bacilos y por infecciones adyacentes, como una úlcera péptica perforada. Los abscesos pequeños suelen seguir un curso benigno sin llegar a ser detectados. Sin embargo, los abscesos grandes se abren en ocasiones hacia la cavidad abdominal originando una peritonitis, o la infección puede invadir la circulación sanguínea y alcanzar el hígado, donde se forman abscesos. Los quistes esplénicos son raros, y tampoco es asiento frecuente de carcinomas o cánceres.

Mononucleosis infecciosa

Enfermedad aguda de la especie humana producida por el virus de Epstein-Barr que se caracteriza por la aparición de fiebre y nódulos. El modo de transmisión es desconocido, pero se sospecha que la saliva puede estar implicada. Es más frecuente en adolescentes y adultos jóvenes.

Enfermedad de Hodgkin

Enfermedad neoplásica caracterizada por aumento progresivo e indoloro de los ganglios linfáticos y otros tejidos linfoides. Es neoplásica porque la proliferación y crecimiento tisular no sirven a ninguna función fisiológica. Se trata de una tumoración maligna que se desarrolla en el tejido linfático. Los ganglios cervicales suelen ser los primeros en verse afectados. Más tarde van enfermando muchos otros grupos ganglionares y, por último, el tejido del bazo prolifera. La enfermedad fue descrita en 1832 por el médico británico Thomas Hodgkin.

Linfoma

También llamado linfosarcoma, es una enfermedad del sistema linfático y se trata de una
tumoración maligna que se desarrolla en el tejido linfático, generalmente en los nódulos linfáticos y el bazo. Su grado de malignidad varía de acuerdo con el origen y actividad de las células anormales. Al igual que el mal de Hodgkin, no se ha determinado hasta el presente cuales son los factores que causan el linfoma, aunque los científicos consideran que la enfermedad está asociada con una supresión del sistema inmunológico del cuerpo. Afecta a persona de ambos sexos y todas las edades.

Tripanosomiasis

También denominada enfermedad del sueño, es una enfermedad crónica endémica y a veces epidémica causada por un protozoo parásito de la sangre del género Trypanosoma. Hay dos variedades de la enfermedad en África Central y del Sur, ambas transmitidas por las glándulas salivares de las moscas tsetsé infectadas. La variedad más frecuente está producida por el Trypanosoma brucei gambiense, mientras otra variedad más localizada está causada por el Trypanosoma brucei rhodesiense. En Sudamérica hay otra variedad del protozoo, el Trypanosoma cruzi, que es transmitido por insectos chupadores del género Triatoma y se denomina enfermedad o mal de Chagas.

TWITTER E INSTAGRAM: @avefenixestetic
www.unidadesteticaintegralavefenix.com.ve

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *