La OSTEOPATÍA como terapia manipulativa

OsteopatIa_optLa OSTEOPATÌA es una terapia manipulativa que trabaja la estructura del cuerpo; es decir músculos, esqueleto, ligamentos y tejido conjuntivo; con el fin de aliviar y mejorar las dolencias, restaurar la salud y mejorar el movimiento del cuerpo. Actualmente se sabe que nuestro cuerpo trabaja como un sistema completo donde los órganos, estructura corporal, sistemas, mente y emociones están interrelacionados siendo interdependientes, es por esto que al estar alterado una parte de la estructura corporal se altera el equilibrio del cuerpo en su totalidad incluyendo las emociones. Por lo tanto también puede suceder que si está alterado la parte emotiva se puede manifestar en la estructura del cuerpo. Entonces entendemos que la osteopatía es un método global de restablecimiento de la movilidad de todas las estructuras corporales y su fundamento es la autocuración.

La osteopatía fue creada en 1854 por Andrew Taylor Still. Trabajaba como ingeniero antes de recibir la formación médica adecuada, tras lo cual ejerció como cirujano militar. Insatisfecho con los métodos de la medicina de su tiempo, descubrió que era preferible estimular los poderes naturales del cuerpo para conseguir la autocuración. Le interesaba el cuerpo, ya que lo consideraba como una máquina y llegó a la conclusión de que muchas enfermedades eran el resultado de un alineamiento inadecuado de las estructuras corporales. Pensó que la manipulación  podría restaurar el equilibrio y curar enfermedades.

En 1892 fundó la primera escuela para osteopatía en Kirksville, EEUU, y puso con ella la primera piedra para otros métodos como la terapia manual y la quiropraxia, que se derivan de sectores parciales de la osteopatía pero sin integrar su concepto global y su filosofía.

Su filosofía era que la estructura dirige la función, principio básico de la osteopatía moderna. Afirmaba que la tensión muscular y los huesos mal alineados, producen tensión en todo el cuerpo. La tensión inicial puede ser causada por muchos factores, como lesiones físicas, malas posturas o emociones destructivas, como la ansiedad o el miedo. El ajuste de la estructura del cuerpo podría disminuir la tensión y permitir al sistema en su conjunto funcionar de manera que el cuerpo podría curarse por sí solo.

Los osteópatas consideran al cuerpo como una unidad, un conjunto compuesto de múltiples partes. Una anormalidad en la estructura o la reacción de una parte ejerce una influencia anormal sobre las otras partes, afectando al cuerpo en conjunto. El cuerpo sano normal tiene en si mismos todos los mecanismos necesarios para su propia defensa contra las lesiones e infecciones y para reparar la anormalidad después de un traumatismo. Esta defensa y restauración se produce mejor si el cuerpo se mantiene en óptimas condiciones, cuando existe un máximo de movilidad y flexibilidad estructural. Por lo tanto el tratamiento osteopatico se ocupa tanto del mantenimiento como de la cura. El examen regular permite al osteópata detectar y restaurar zonas de disfunción antes de que se manifieste la enfermedad.

La osteopatía utiliza una amplia gama de técnicas manipulativas que varían según la parte del cuerpo a tratar. La contractura muscular se relajará para conseguir que los fluidos circulen correctamente, permitiendo a la sangre llevar los nutrientes necesarios y facilitando el drenaje de los productos de desecho del sistema linfático. Algunas zonas del cuerpo pueden requerir toques suaves, ligeros y de baja velocidad, mientras que los tejidos blandos y algunas articulaciones pueden requerir flexión o masaje.

El terapeuta establece el diagnostico haciendo numerosas preguntas al paciente. Luego valora la estructura corporal y la postura, evaluando la manera en que funciona el organismo antes de explorar zonas concretas, como la columna, caderas y piernas. Hace también pruebas de movimiento activos y pasivos. El tipo de limitación dinámica puede revelar la causa de un problema.

Las técnicas osteopàticas pueden adaptarse para tratar personas de todas las edades, cualquiera que sea su estado de salud. El osteópata puede ser consultado para tratar síntomas como:

Dolor lumbar
Ciática
Dolor muscular en cuello, hombro y parte superior del antebrazo
Dolor articular por artritis
Luxaciones del codo, muñeca, rodilla y tobillo
Cefaleas
Sinusitis dolorosa
Movilidad reducida de la mandíbula
Estrés postural
Luxaciones y contracturas recidivantes
Algunas enfermedades digestivas y respiratorias
Algunos problemas ginecológicos
Dolores en la estructura del cuerpo derivado de un trastorno del mismo, incluyendo enfermedades crónicas
Dolores derivados del parto
Lesiones deportivas

La osteopatía no debe ser utilizada para tratar enfermedades derivadas de debilidad o enfermedad propia de los huesos (osteoporosis, artritis reumatoide, cáncer de hueso); dolencias que derivan de la presión grave sobre la columna vertebral (fractura de espalda, tumor o lesión); o dolencias que derivan de un trastorno grave de la circulación sanguínea.

@avefenixestetic
www.unidadesteticaintegralavefenix.com.ve

Comparte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>