Radiofrecuencia facial y corporal

RADIOFRECUENCIA_CORPORAL_logoEs un sistema no invasivo, no agresivo. Durante el tratamiento con Radiofrecuencia el paciente nota un pequeño calor sobre la epidermis, el que penetra en la dermis. Puede observarse un leve enrojecimiento al finalizar la sesión, que rápidamente desaparece. Durante el tratamiento se percibe una mejoría paulatina de la piel. Logra resultados no quirúrgicos donde se obtiene contracción y tensión inmediata de colágeno; remodelado del colágeno a largo plazo, produciéndose un efecto lifting que presenta mejores resultados en el cuello, mejillas, pómulos, contornos de labios y ojos y en el tejido flácido corporal; hace drenaje linfático, que permitirá disminuir los líquidos y las toxinas disminuyendo la celulitis y bajando de medidas localizadas.

Los resultados son más sutiles que los del un lifting y se hacen visibles después de tres meses (el resultado final se observa luego de 2 a 3 meses de la última sesión, dado que la producción de colágeno en la dermis es un proceso lento), cuando el colágeno ya ha crecido, rellena las arrugas y tensa la piel.

La duración de la sesión depende del área a tratar. Un tratamiento de una pequeña zona dura aproximadamente de 10 a 30 minutos. No se requiere anestesia. En el área de la cara desde 1 a tres sesiones seguidas (cada 15 a 30 días) hasta obtener un óptimo resultado. En el área corporal pueden necesitarse algunas sesiones más (entre 5 y 8). Se usa en el área interna de los brazos, entrepiernas, muslos, abdomen, parte lateral de cintura y cadera, levantamiento de glúteos. Los dos tipos de radiofrecuencia utilizados son la Bipolar, que provoca un calentamiento superficial de la piel y la Unipolar, que produce un calentamiento en la parte más profunda de la dermis actuando sobre el tejido adiposo.

Comparte